Archivi Blog

Un paralelismo en clave futbolística

Puerta-sol

“Sed realistas, pedid lo imposible”. Bajo este eslogan decenas de millares de ciudadanos se manifestaron por las calles de París durante el llamado Mayo del 68. Sus protestas, salvando las distancias y el contexto, muestran cierto paralelismo con lo que hace tiempo llevaron a cabo diversos colectivos autodenominados “indignados”. Más allá de entrar a debatir la legitimidad de sus demandas, lo cierto es que ambos movimientos han tenido cierta incidencia en el mundo del fútbol. Mientras los indignados han expresado actitudes ambivalentes sobre el mismo, los manifestantes parisinos lo tomaron como bandera de sus reivindicaciones. El posicionamiento de los indignados es, como decía, discordante. Por un lado, un sector ha lanzado críticas severas aduciendo la creciente mercantilización del fútbol y su instrumentalización por parte del poder. Un análisis recurrente gestado entre cierta intelectualidad que, parafraseando a Marx, identificó este deporte como el sedante perfecto de las inquietudes ciudadanas. O sea, el fútbol como nuevo opio del pueblo en versión 2.0. Pero entre los indignados también se han dado muestras de empatía hacía el deporte del balón: solo así se entienden las celebraciones que se dieron en la acampada barcelonesa la noche en que el Barça consiguió su cuarta Copa de Europa en Wembley, con mucho indignados luciendo la elástica azulgrana mientras formaban parte del cordón de seguridad que preservó de altercados el campamento de Plaça Catalunya. Por su parte, algunos profesionales también han tomado parte activa en el movimiento. Dos jugadores del Rayo Vallecano se han adherido al manifesto promovido por los manifestantes de la Puerta del Sol de Madrid, mientras el extremo lerídano Jofre Mateu (Real Valladolid) colaboraba con los acampados pucelanos. Una situación que contrasta con la vivida cuando los parisinos salieron a la calle en 1968. Como muestra, el caso de las decenas de futbolistas profesionales y amateurs, liderados por los redactores de la revista Miroir du Football, con François Thébaud a la cabeza, que durante cinco días ocuparon la sede de la Federación Francesa de Fútbol, situada en la Avenida Iéna de la capital gala. Entre sus reclamaciones se encontraba la derogación de los contratos que ligaban los futbolistas con su club hasta cumplir 34 años, que dieron pie a Raymond Kopa, delantero del Stade de Reims, a comparar su situación con las de los esclavos. Precariedad laboral, eliminación de privilegios de los dirigentes, mayores cotas de libertad… estas fueron algunas de las demandas de los futbolistas durante Mayo del 68. ¿Pedían lo imposible o simplemente reclamaban justicia? ¿Eran realistas o utópicos? Lo cierto es que sus peticiones, lejos de perder vigencia, han sido recogidas en los manifestos publicitarios por los indignados. ¿Piden lo imposible?

Barcelona step by step: The Eixample

Foto_aerea_eixample

 

The Eixample, designed by architect Idelfons Cerdà, is made up of an immense mosaic of orderly blocks that make up the centre of the city, in the area outside the city walls. It is divided into left and right hand sides at Carrer Balmes, but the slanting route traced by the Diagonal avenue breaks up the ordered grid framework crossing the whole city from east to west and ending at the sea. In the left hand side of the Eixample, we find the historical building of the University of Barcelona, and the Gran Via is like a tunnel through time that passes through the modernist style Casa Golferichs and reaches the Plaça de les Arenes shopping centre. The right part of the Eixample runs to Passeig Sant Joan and is where the Cerdà plan began. since the Barcelona bourgeoisie abandoned the walled city and began to build small houses with gardens in this area, the only surviving examples of which are to be found in Passatge Permanyer. The area’s neuralgic centres are undoubtedly Plaça Catañunya and Passeig de Gràcia, which are the main focus of the city’s economic activity, the later containing luxury multinational jewelers and fashion stores. Running alongside, another elegant avenue, Rambla Catalunya, is ideal for visitors to have a drink at one of its numerous terrace bars. On the upper side we find the Sagrada Familia neighbourhood, whose name comes from the famous church, Gaudi’s most iconic work.

Woki Market

04_restaurante

 

Dos tendencias últimamente muy de moda, la cocina wok y los productos ecológicos y gourmet, se dan la mano en esta cadena “literalmente” de mercado. Aquí pueden estar escogiendo tofu o vino ecológico en una estantería y oler de fideos que se están cocinando a escasos metros detrás de usted, en un chiringuito a cocina vista donde otros clientes esperan llevarse tres minutos después con sus ingredientes y salsas previamente elegidos. Eso ocurría ya en los Woki Market de la Barceloneta y de Gràcia; las novedades más sustanciales las encontramos en el nuevo espacio de esta empresa, al lado de Plaça Catalunya: aquí a parte del wok y el supermercado ecológico, hay una panadería y paradas, todas con mesas y sillas, de sushi, pasta fresca y de platos como cremas, pizzas o, cómo no, hamburguesas. Hasta seis distintas para escoger, desde la de queso gorgonzola y salsa de quesos hasta la Palta (aguacate, lechuga, tomate, cebolla y aceite de cilantro), pasando por clásicas como la Completa o apuestas más originales como la Italiana con rúcula, parmesano y pesto. La carne pasa al primer plano del paladar en todas ellas, hasta la miga del pan se ha reducido a tal efecto, aunque su cocinero asegura que sólo añade sal, perejil, huevo y orégano fresco antes de pasar por la parrilla la excelente materia prima venida dei Pirineo de Lleida. Todas las hamburguesas, además, se ofrecen también en modalidad vegeburguer. En la misma parada en la que piden las hamburguesas sirven la crema del día y un plato también cambiante que suele ser de carme, como solomillo o chuletón.