Archivi Blog

19.10.13 Espanyol v Atlético de Madrid

El Estadio RCDE celebró, después de tres derrotas, una nueva victoria del Espanyol. Un gol fabricado por Fuentes con la colaboración de Courtois dio el triunfo a los blanquiazules, que se impusieron a un rival de prestigio como es el Atlético de Madrid, que, además, llegaba a Cornellà-El Prat como colíder del campeonato. En un encuentro intenso, de lucha, de sacrificio, el Espanyol acabó imponiéndose y sumando tres puntos importantísimos. El Espanyol llegaba al partido después de encadenar tres derrotas consecutivas y el equipo de Javier Aguirre, con algunas sorpresas en el once inicial como Sidnei, M. Lanza o Abraham, tenía muchas ganas de reivindicarse ante un rival que ha tenido un espectacular inicio de Liga en el que ha sumado ocho victorias en otros tantos partidos. A priori, se antojaba un encuentro complicado para los espanyolistas, que deseaban recuperar su mejor versión para acabar con la mala racha y, de paso, demostrar que puede competir con cualquier rival de la competición. El planteamiento de ambos entrenadores, con bastantes similitudes, propició un partido espeso, con mucho centrocampismo, pocas acciones combinadas y escasas opciones de gol. El Espanyol aguantó bien en el centro del campo y no se dejó intimidar por la calidad de la medular rojiblanca. A pesar de la ausencia de unos de los fijos en el esquema como Víctor Sánchez, el equipo estuvo fuerte en la contención y muy aplicado en tareas defensivas. Por el contrario, al equipo le costó llegar al área contraria. Sergio García, quien se recuperó a tiempo para el compromiso liguero, mantuvo una dura pugna con Godín. El capitán blanquiazul no se amedrantó, como es habitual, pero apenas pudo generar opciones de peligro. Más activo estuvo Pizzi, quien lo probó en un par de ocasiones, pero sus disparos forzados apenas inquietaron a Courtois. David López, con un remate de cabeza muy desviado, cerró el capítulo de oportunidades locales. El Atlético, por su parte, y a pesar de jugar con David Villa y Diego Costa, también estuvo bastante espeso en ataque aunque Koke dispuso de una gran ocasión con un remate que se acabó estrellando en el palo. En el tiempo de añadido fue Diego Costa el que estuvo cerca del gol, pero, afortunadamente, su disparo salió fuera. El Espanyol ha arrancado más convencido tras el descanso y ha sido superior a su rival. El equipo de Aguirre ha controlado el juego y, sobre todo, ha tenido más llegadas con peligro al área rival. Manu Lanzarote ha tenido el gol en una doble oportunidad, pero en las dos ocasiones Courtois ha estado acertado y ha evitado que los blanquiazules se adelantaran en el marcador. Sin embargo, el belga, pocos minutos después, ha estropeado su buena actuación al desviar hacia su propia portería un centro desde la izquierda de Fuentes. Cornellà-El Prat volvía a festejar un gol a pleno pulmón. Simeone, que no quería perder el liderato, reaccionó rápidamente acumulando hombres de ataque. Los rojiblancos parecieron reaccionar con dos ocasiones consecutivas muy claras: un gol anulado por fuera de juego y un disparo cruzado de Diego Costa que no fue gol por poco. El Espanyol se sintió agobiado por primera vez en el partido, pero supo sacudirse la presión. Abraham dio síntomas de mejora con un disparo raso que Courtois atrapó bien colocado. El equipo y la afición sufrieron hasta el final. El Atlético buscó el gol del empate, pero el Espanyol gestionó muy bien los minutos finales e incluso pudo sentenciar a la contra. Victoria de mérito para los de Javier Aguirre, que ponen fin a una racha de tres partidos sin ganar con tres puntos de mucho valor.

Annunci

01.06.13 Barcelona v Málaga 4-1

2013-06-01_BARCELONA-MALAGA_49.v1370160784

El FC Barcelona ha cerrado la Liga 2012/13 a cien por hora. El conjunto azulgrana se ha deshecho por 4-1 del Málaga en un partido en el que no había nada en juego y ha logrado, de esta manera, la histórica cifra de 100 puntos en Liga. El partido ha quedado resuelto de forma prácticamente instantánea con tres goles de Villa, Cesc y Montoya en el primer cuarto de hora. Después, el Barça se ha limitado a mantener la ventaja y ha visto como el encuentro concluía con tres protagonistas más: Iniesta (autor del golazo que ha supuesto el 4-0), Pinto (que ha ofrecido un recital bajo palos) y Abidal, ovacionado y homenajeado una vez acabado el encuentro. El FC Barcelona ha asegurado la histórica hazaña de los cien puntos en el primer cuarto de hora de partido. Con un inicio a todo gas, ha visto como el partido se le ponía muy de cara en el minuto 3, cuando Iniesta, Pedro y Villa se han asociado para que el asturiano marcara a puerta vacía. El segundo y el tercer goles no han tardado en llegar. En el minuto 14, Cesc ha tirado una pared con Iniesta y ha definido bien ante Caballero, a quien ha cogido a contrapié. 120 segundos más tarde era Montoya quien celebraba un gol. El lateral ha conectado de primeras un misil desde la frontal imparable para el portero visitante. En un santiamén, el Barça ganaba por 3-0 en el Camp Nou. Al mismo tiempo, el equipo había conseguido igualar también su récord goleador en la Liga (114 goles la temporada pasada). Más tarde lo superaría. El 3-0 ha puesto las pilas a un Málaga que no se jugaba nada. En el tramo final del primer tiempo el conjunto de Pellegrini ha avanzado líneas y ha disfrutado de alguna llegada peligrosa a la portería de Pinto, La más clara, un remate de Bautista que ha acabado en córner. Por parte azulgrana, el trabajo estaba hecho al descanso. El segundo tiempo ha arrancado con una obra de arte de Iniesta. El manchego ha hecho el 4-0 con un preciso remate desde más allá de la frontal. En la acción previa, Pinto había salvado al conjunto azulgrana con una parada que ha levantado el Camp Nou. Nada ha podido hacer el portero andaluz minutos más tarde, cuando Morales ha rematado casi desde el área pequeña un buen centro desde la banda derecha. El Málaga había avisado y ha encontrado el premio del gol del honor. Con el partido decidido, Vilanova ha dado entrada a Thiago (por Iniesta) y más adelante también al homenajeado Éric Abidal (por Piqué) y a Alexis Sánchez (por Villa). Los minutos finales han sido una gran fiesta en el Camp Nou. Ola, gritos de ‘campeones, campeones’ y una gran ovación cada vez que el eterno Abidal tocaba el balón.