Archivi Blog

La Cerveteca

La Cerveteca se define a sí misma como un espacio que va más allá de un simple local donde tomar cerveza. Es un espacio cultural que gira alrededor de este producto y de todo lo que lo envuelve. La cerveza entendida en sí misma como cultura, con un mundo propio, amplio, interesante y unido intrínsecamente a la historia de su pueblo. Dar a conocer diferentes tipos y marcas, reflexionar sobre las diferentes costumbres gastronómicas y cerveceras, y descubrir cervezas artesanales son algunas de las propuestas, sin dejar de lado los encuentros cerveceros. Su equipo ha participado en un sinfín de eventos relacionados con la verbena (ferias, encuentros, festivales, tanto a nivel nacional como internacional).
Una sorpresa en su carta, tienen la London Pride sin pasteurizar y sin gas…en puro estilo británico…

2D2DSpuma

Esta cervecería y tienda posee hasta 200 referencias en botella. Se trata de un pequeño local cerca de Passeig Maragall en el que la cerveza es su elemento clave (sin dejar de lado las tapas, hamburguesas y bocadillos). Ni wifi, ni actuaciones en directo, lo suyo es la degustación de cervezas solos o en compañía de amigos, en un ambiente tranquilo. De entre sus cervezas favoritas, están las artesanas, sobre todo marcas catalanas o europeas hasta cervezas italianas que ni yo conocía. Su amplia carta de cervezas se ve refrendada por la tienda, situada al lado, en la que ofrecen diferentes de diversas procedencias y estilos. Además, se comercia todo tipo de material para elaborar la cerveza artesanal, bibliografía y objetos de coleccionismo. 2D2DSpuma organiza también actividades como la cata de Frikadas (cervezas muy especiales y raras), cursos de elaboración de cervezas y cata-taller de gin-tonic.

L’Abadia de la Rambla

Poblenou acoge una activa cervecería con aires de abadía trapense medieval. Para el que ande un poco perdido, el atento personal aconsejará cuál es la cerveza que más le puede gustar de entre las 85 variedades que se ofrecen y cuáles tienen promoción especial. Su extensa carta incluye cervezas rubias, tostadas, negras y sin alcohol, sobretodos belgas y alemanas. Esta cervecería ha creado, además, algunas especialidades: por ejemplo la cerveza 5-0, especialmente pensada para todos aquellos aficionados del equipo suizo de la ciudad. Los precios van de la más barata, un caña de Paulaner por poco más de un euro y medio a las más cara que igualmente no pasa de los 5 euros. Esta cervecería, además, ofrece frankfurts, tapas (anticrisís a partir de 0,99) especialidades de la casa, torradas (la de la abadía con lomo, jamón, queso y pepinillo está de muerte), degustaciones…..y acoge actividades como conciertos en directo cada jueves.

El Món de la Cervesa

En el barrio de Navas se enclava una pequeña cervecería en la que la clientela, proveniente de toda Barcelona, puede degustar hasta 70 tipos diferentes de cerveza, en su mayoría belgas. Aunque para su dueño, la cerveza más natural y apreciada es la checa, por su composición más natural. El local, inaugurado en junio de 1993, anteriormente era una cervecería con solo marcas nacionales, pero su propietario actual quiso abrirlo a otras marcas a nivel internacional. Las más servidas son las de tirador, en concreto la Lowenbraw (negra) y la Spaten pilsen (rubia), ambas alemanas, aunque aquí encontramos de todo. Junto a la degustación de estas cervezas diferentes, se pueden probar también menús de mediodía. El dueño es muy amable y muy bien entendedor de cervezas, al preguntar nos aconsejó una americana de la Brooklyn Brewery muy rica, además nos informó que cada año el 23 de junio, coincidiendo con el aniversario de apertura del local, se celebra una fiesta para todos los clientes.

Quimet & Quimet

Puedo decir que en este bar bodega tan apreciado por sus cervezas he comido las mejores tapas en absoluto. El espacio es tan reducido como alta la calidad de todo lo allí servido: montaditos de queso con cebolla confitada (muy muy rico), con queso picante, tomate seco….. Con aroma de local tradicional y clientela fija, esta bodega de Poble Sec mima también sus cervezas: la marca de la casa es una belga de doble fermentación, negra y creada exclusivamente para la bodega. También se sirven 4 más: Pilsner, Master (tostada), Maisels y Master Pilsner (negra). Desde 1914, toda una saga familiar cuida y mima el negocio. Lo más complicado es encontrar un pequeño rincón donde poder disfrutar de la calidad de sus tapas y sus estupendas cervezas. Horario un poco reducido abre de tarde solo los días laborables y de 19 a 22.30…pero merece la pena, además los dueños son pericos….

La Cervesera Artesana

Gràcia no podía renunciar a tener una cervecería con clase. La Cervesera Artesana es un lugar entrañable y original que mantiene un estilo tradicional a la vez que moderno. El local permite disfrutar de una buena cerveza a la vez que contemplar la elaboración de cerveza in situ. En la microcervecería, provista de unas calderas de cobre, se elaboran 7 tipos de cerveza diferentes, de producción selecta y exclusiva: la Iberian. Se trata de una cerveza artesanal elaborada al estilo tradicional inglés. La variedad de cervezas que se ofrecen incluyes productos tanto catalanes como una amplia variedad de importados. La filosofía del local también es difundir la cultura de la cerveza a todos los amantes del liquido dorado. Por esa razón, se realizan catas de cervezas (que se pueden disfrutar de manera individual o en grupo) y cursos de maridaje, para las personas que no quieren renunciar a la buena comida acompañada de una buena cerveza.

Fábrica Moritz

La conocida marca cervecera de Barcelona recupera para la ciudad su fábrica, situada en la Ronda Sant Antoni 41. Se trata de un espacio único dividido en tres plantas y que acoge actividades sobre la gastronomía, las nuevas tendencias, el diseño, la arquitectura y la moda. La fábrica incluye dos restaurantes, un bar à vins, una tienda, un museo, un aula gastronómica espacios polivalentes para conciertos, exposiciones, showrooms, realización de programas de radio y televisión…..y, cómo no, una cervecería y una microcervecería. Porqué pese a la polivalencia del espacio, el elemento rey es la cerveza, elaborada diariamente a la vista de los consumidores y que estos podrán degustar mientras contemplan su elaboración. La microcervecería producirá anualmente 6000 hectolitros de cerveza fresca sin pasteurizar en diversas versiones (que he catado personalmente..jajaja): la Moritz Pilsen, la Moritz Epidor (strong lager deja un retrogusto amargo) y otras versiones especiales y de edición limitada que aparecerán y desaparecerán en función de la temporada. Dentro de estas, está la Moritz pilsen “sin filtrar” (la que me ha gustado mas), una cerveza con levadura en suspensión que maximiza la potenciación de los componentes aromáticos de la cerveza fresca. Esta producción se refuerza con el agua que se utiliza, Font d’Or, transportada regularmente desde el Montseny para la realización de esta cerveza (si dedicáis unos minutos leyendo los folletos veréis que tienen todo muy controlado). La cervecería, además, tiene un elemento gastronómico importante, con una combinación interesante de platos catalanes y otros de raíces alsacianas, además de marisco gallego, fritos andaluces, charcutería alemana y platos franceses. Además, su bar à vins complementa a la cervecería con el consumo de vino a peso….con más de 400 referencias entre tintos, rosados, cavas y dulces. Las catas de cervezas son muy baratas, el local es bastante pijo entonces olvidar la clásica cervecería de toda la vida con mesas y sillones de madera…..