Spring Breakers

Han pasado la locura de 17 años desde que su guión para Kids (1995), controvertida película de Larry Clark, pusiera su nombre en circulación y la señalara como un cineasta underground con un pie en la modernidad y otro en el malditismo. Desde entonces, el estadounidense Harmony Korine ha levantado una filmografia (en diálogo permanente con sus trabajos en otras disciplinas, como la publicidad, el videoarte y la pintura) que, siendo muy sintéticos, suma las siguientes constantes: 1) la exploración de la infancia y de la adolescencia perdidas, descritas de una forma extrañamente emocionante en Gummo (1997) y Julien-Donkey Boy (1999), dos de sus películas como director. 2) La busca de la belleza, y de la esperanza transitoria, en lo marginal, en lo raro, en las cosas que la mayoría observan desde la superioridad y con la desconfianza. 3) La experimentación con la imagen para llegar a la esencia. Korine es puro ensayo y error, se tambalea, pero cuando acierta deslumbra. 4) El diálogo continuado con la cultura pop, a la que lanza anzuelos desde distintos sitios (es el director, por ejemplo, del mítico videoclip de Sunday, de Sonic Youth). Todas estas cosas están, sublimadas y planteadas desde posiciones alucinantes y alucinógenas, en Spring Breakers, su quinto largo como director y una de las películas más imprevisibles, originales y escurridizas (en el mejor de los sentidos: sorprende y reta todo el tiempo) que ha dado el cine reciente. Más convencional en lo narrativo que las anteriores películas del autor y visualmente apabullante (el look es puro estado de ánimo), entre la estética Youtube y la fantasía arty. Spring Breakers es una combinación fascinante de captura de las pulsiones y las pasiones adolescentes (en abstracto, pues ya la puesta en escena deja bien claro quer no hay que leerla como una crónica realista), celebración pop (además de una gran banda sonora, Spring Breakers tiene la estructura y la cadencia de una canción) y relato criminal atípico. Un apunte en relación a esto último: mas que por pervertir a las chicas Disney Vanessa Hudgens y Selena Gómez o mostrar la lascivia juvenil Spring Breakers debería hacer ruido por cómo da la vuelta a los personajes femeninos en el cine criminal: no dependen del chico y tienen la posibildad de decidir.

Annunci

Pubblicato il 27 marzo 2013, in Cinema con tag , , , , , , , , . Aggiungi il permalink ai segnalibri. Lascia un commento.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: