Archivio mensile:maggio 2012

Tartar 66

Su propietaria es DJ de música electrónica y ha decidido abrir el local porqué, asegura, en Barcelona se bebe vodka muy malo. Nació en Kiev pero lleva años en Barcelona y ya no se conforma con sacar discos de música electrónica; por este motivo acaba de abrir un restaurante para no olvidad su herencia gastronómica. No lo hace sola. La ucraniana ha convencido su madre, profesora de hostelería en su país, para que lleve la cocina del local. El plato estrella, cómo no, es el tartar. Hay seis tipos, desde el clásico steak tratar, al de salmón, de mejillones, o el de rábano, apio y tomate para vegetarianos. El toque eslavo está en los primeros, que llevan nombres difíciles de pronunciar pero, de negativo, las raciones no son copiosas, así que mejor pedir unos cuantos platos a compartir. Mirando la carta te das cuenta que la bebida más preciada del restaurante es el Vodka y he leído dos tipos que recuerdo desde mi viaje a Rusia en el 2003: Russkiy Standart y Khortytsia…muy útiles para pasar el frío que en Barcelona nunca tenemos! Creo que lo ideal sería probar un chupito de Vodka con caviar….la combinación perfecta. Mirando en la red he visto que la propietaria aspira que el restaurante se convierta en un espacio de artistas, y por eso (interesados tomar nota) cada jueves invita algún colega suyo para hablar de arte, sea escritor, video DJ, o el pintor de los cuadros horrorosos colgado en las paredes del local. Bromas a parte recomiendo este sitio, para probar algo diferente y muy rico!

Sombras tenebrosas

Sombras tenebrosas se basa en una serie de televisión que se emitió en Estados Unidos a lo largo de la segunda mitad de los años 60, pero el largometraje es puro Tim Burton, probablemente el Tim Burton más auténtico desde Sleepy Hollow. Su prólogo, que acaece en el siglo XVIII y tiene algo del homológo del Drácula de Coppola, es una pequeña obra maestra: un genuino cuento de horror gótico, tétrico y sórdido. Saltamos luego a 1972, a la misma mansión, ahora ocupada por sus descendientes, criaturas extravagantes donde las haya, y el film viaja del terror a la comedia, con un toque de Eduardo Manostijeras en lo concerniente al pintoresco personaje central interpretado por Johnny Depp. Hay momentos magníficos en ese tramo (el encuentro nocturno con los hippies, la fiesta con actuación del mismísimo Alice Cooper, las transfusiones de sangre practicadas por la psiquiatra, etc.) y muchos guiños a la cultura popular de los seventies. Aunque el ritmo decae en algunos pasajes, la profusión de personajes caricaturescos y situaciones alucinadas es tal que no hay tiempo para el bostezo. Los minutos finales son antológicos, con ecos del desenlace de Rebeca y de algunos títulos históricos de Corman & Poe, y con remate retomando el ya lejano prólogo. Burton ha vuelto en plena forma y nos sirve un señor banquete.

West Ham United an history of passion and love

Last Saturday I went to Shamrock Pub in Barcelona to support West Ham and celebrate our club come back in the English Premier league. It was nice to share that moment with a lot of crazy hammers jumping all around. All the football fans support an English team but a lot of them choose winning clubs, Man U, Liverpool, Arsenal and recently Chelsea and Man City. I’m a Hammer and I’ll be a Hammer till I die. Why? It’s easy…have you ever been at Boleyn Ground? When you live the tube at Upton Park and turn right in Green Street your feelings are really strong, you can feel the same going to a church on Sunday morning…but is Saturday afternoon…and it’s a little bit strange. Hammers are the most passionate fans in UK, are fierce and proud and have an incredible passion for their colors. From the first time I went there I felt as in my own home, I’m an Hammer in the middle of the Hammers, attending matches from Bobby Moore Lower and sharing emotions with a lot of friend…more than that…with a family. So last sat I went to the pub and I spent 3 beautiful hours drinking beer, chanting, jumping all around….because we are back where we belong. I met a lot of English guys living in Barcelona with the promise to keep in touch and share other moments like that. Now a new season is coming, a new premier league season, it seems we would stay in our home without move to the Olimpic Stadium (what a shit) and thanks to Spanish Hammers Group I’m meeting a lot of Spanish funny hammers….so all about West Ham is positive. We are back….we are the Claret and Blue Army…and we’ll stay on your side over land and sea!

17.05.12 Bruce Springsteen @ Estadi Olímpic Lluís Companys

Hay varias maneras de hablar de un concierto del “Boss”, una profesional y otra más sentimental. Yo quiero empezar con una crítica, no al Boss pero a los señores de Doctor Music, los organizadores. He visto muchos conciertos en diferentes países y nunca tuve que pegarme más de dos horas de cola para entrar. No hace falta un matemático para saber que no puedes pensar de abrir una sola puerta por más de 30000 personas y con la presunción de querer controlar a todos. Hay que dar las gracias a Bruce que ha salido al escenario con casi una hora de retraso para permitir a la gran mayoria de poder ocupar su sitio.
Un concierto de Bruce es un evento al cual tienes que articipar una vez en la vida, el es un colega más, disfruta y te hace disfrutar. Toca tres horas y no pierde ocasión para decir algo bueno, dar una caricia a un niño, abrazar a sus seguidores y por supuesto tocar de verdadero boss. El final del concierto ha sido impresionante, Hungry heart, Born in the USA, Born to run y Dancng in the dark…casi se cae el estadio! Pues si, pasan los años y Bruce Springsteen no sólo no pierde fuelle sino que amplía su lista de seguidores. En la nueva entrega del Boss con la E Street Band hay un primer cambio evidente, y crucial: la ausencia del saxofonista Clarence Clemons, mano derecha durante décadas del de New Jersey, fallecido a mediados del año pasado. Eso ha marcado sin duda la composición y la producción de Wrecking ball: si bien se mantiene en las mismas coordenadas de folk-rock el cariz es más oscuro, más soul y con mucho peso en la percusión. Eso si, We take care of our own, el single, despista: progresista, luminoso, épico, más “al uso” que los últimos discos. Hay algo en la carrera de Bruce Springsteen que la hace especial, extraordinaria. Varias cosas, de hecho. Una es la cercanía con el público, ya comentada antes, la contraditoria visión del Boss como alguien humilde, con un ideas e inquietudes propias de un trabajador medio pese a gozar de ingresos millonarios y codearse con estrellas mediáticas de su categoría. Eso va muy ligado además de sus actos benéficos y actividades extramusicales en general, a sus letras, lo que más llega y lo que más queda de un artista a la larga. Aquí se da otra paradoja: Springsteen es percibido como el más patriota y a la vez el más crítico respecto a los Estados Unidos, hasta el punto de poder ser reivindicado incluso por las instituciones a las que cuestiona. Todo esto le da una estabilidad a su figura realmente poco común en lo que a popularidad se refiere, aunque hay que recordar que esta solidez es inseparable de otra, más meritoria si cabe, y mucho más decisiva: la musical. Año tras año, cada vez que aparece un nuevo disco del Boss, éste se reafirma, se consolida, se enorgullece a la vez que lo hacen sus seguidores. Los altibajos en calidad son muy pequeños, y las criticas nunca son feroces contra alguien que sabe mantener su listón sin repetirse y sin traicionarse a la vez. Y con Wrecking Ball lo ha vuelto a hacer: renovador y clásico a partes iguales. Una última nota, como dicho antes el Boss siempre ha tenido el ojo crítico con la política y ha sido sensible con la sociedad, aunque sus letras nunca son panfletarias y a veces han sido apropiadas con interés. Born in the USA, un clásico publicado en el 1984, es de las que más ha llevado a controversia. En esos tiempos la figura de Bruce Springsteen fue usada por Ronald Reagan en un discurso electoral para alabar el patriotismo amercano más visceral, pese a que, si algo tiene esa canción, es autocrítica: su protagonista, regresado de la guerra del Vietnam donde ha perdido a un hermano, no encuentra su lugar en el país que lo ha visto nacer.

Umami

Poco se imaginaban los responsables de este establecimiento situado enfrente de los cines Renoir Floridablanca cuando lo abrieron hace un año como restaurante de cocina creativa que el éxito imprevisto de su hamburguesa les haría decantar la balanza hacia esta especialidad y al día de hoy contarían con veinte distintas. Pero menos se figuraban aún que estas dos decenas de hamburguesas y el resto de su carta giraría entorno a una idea principal: explotar las virtudes del descubierto quinto sabor, el umami. Literalmente “sabor gustoso” en japonés, lengua de su descubridor, el umami se encuentra en una gran variedad de alimentos como quesos parmesanos, algas, café, tomate, bacon y algunas carnes, por ejemplo, y su mayor presencia podría haber hecho preferir inconscientemente unos ingredientes a otro durante siglos. En los últimos años varios estudios científicos han permitido localizarlo y restauradores como lo de esta hambuerguesería, pionera en Barcelona, han aprovechado la circunstancia para reforzar el uso de unos ingredientes en sus platos. Con ese leitmotiv, la oferta de Umami abarca desde desayunos a base de café italiano y päo de queijo (panecillos brasileños) hasta los primeros mojitos y caipirinhas de la noche, pasando por ágapes completos en las mesas altas de la planta baja o en el comedor superior, ideal para sobremesas con grupos numerosos. Todas las hamburguesas pueden pedirse con ensalada en lugar de pan, lo que ya ofrece una alternativa a los estómagos con menos hambre. Aún así, la clásica o la Veggie (vegetariana) no llenan demasiado y los panes, tanto el de bollo redondo como el de chapata, merecen mucho la pena. Especialidades la Ñam Ñam, con emmental, bacon, lechuga, cebolla asada, salsa umami y huevo frito o cómo no, la Umami, con quesos cheddar y parmesano, pimiento rojo asado, bacon y cebolla caramelizada. Y si siguen indecisos, tienen una opción inmejorable: cinco mini-burgers escogidas para probar los principales sabores de la carta en tamaño inferior. Para acompañar destacan las empanadas típicas argentinas en los entrantes, pero lo más exitoso después de las hamburguesas es el postre casero, mousse de fruta de la pasión.

Los diarios del ron

Más o menos cuando Anita y Bernardo cantaban los agridulces de América comparados con los de Puerto Rico en las azoteas de West Side Story, Johnny Depp está viviendo en la isla una aventura extraordinaria de playas vírgenes, periodismo alcoholizado, gallos de pelea y extravagancias existenciales modelo Hunter Thompson: es decir, al sueño americano lo mejor es huirlo pies en polvorosa, y mucho polvo alimenticio en todas las neuronas; en su defecto, ron. Imposible no pensar en Miedo y asco en Las Vegas, porque el original y la histeria son inevitablemente similares, psicotrónicos. Pero donde el film de Terry Gilliam desenterraba capas y capas de delirium tremens, el de Bruce Robinson es como la versión culta de Resacón en San Juan, una epopeya desastrada pero finalmente domesticada desde la conciencia. La sinopsis del proyecto de Johnny Depp, en 1960 Hunter S. Thompson se instaló en San Juan, Puerto Rico, para colaborar en una revista deportiva. El creador del periodismo gonzo recogió sus vivencias en Los diarios del ron, una novela que permaneció inédita hasta que Johnny Depp, amigo del escritor, descubrió el manuscrito en los años 90 durante una visita. Además de convencer a Thompson para que se publicara, Depp hizo que el director Bruce Robinson saliera de su retiro para adaptarlo al cine. De hecho, el actor ya había intentado que fuera este realizador quien dirigiera Miedo y asco en Las Vegas, pero no quiso. Lamentablemente, Thompson murió en 2005. Aunque en la novela el protagonismo se reparte entre dos personajes, Kemp y Yeamon, en la pantalla se han fundido en uno sólo: Paul Kemp, una especie de alter ego de un primerizo Hunter S. Thompson cuando todavía no había creado su famoso estilo propio. Para darle una determinada estética sesentera a la película, se decidió rodarla en formato súper 16 mm.

Los Pelayos

No es fácil construir una película alrededor de una mesa de juego y que consiga el dinamismo que tiene The Pelayos, Al igual que pasaba en el tramo central de 21 Blackjack, o incluso, a ratos, con Casino Royale, la tensión de este thriller se debe palpar con los protagonistas sentados frente a la ruleta, cuya fórmula parece haber desvelado el cabeza de familia. El film de Eduard Cortés se abre como si se tratara de una especie de hermano pequeño de Ocean’s Eleven (la presentación del plan, el fichaje de los personajes que van a componer el grupo…), todo presentado con gracia y soltura. Y el interés no decae cuando la atención se traslada al casino (muy importante las tablas del director para evitar que la rutina de los jugadores, que hacen lo mismo cada noche, acaben por hacer que el film sea repetitivo y que entremos en un bucle). The Pelayos tiene además una gran baza en el reparto, encabezado por un impecable Lluís Homar y con un cada vez más afianzado Vicente Romero. Sólo una irregular interpretación de Daniel Bruhl rompe en algunas escenas esta solidez tan bien hilvanada por el resto del grupo. Tampoco ayuda un guión con poca personalidad que no quiere meterse en el terreno más interesante de la historia sabiendo el filón que podría ser ese padre y sus negocios o el impacto que tuvo realmente el método Pelayo en los casinos.

05.05.12 Barcelona v Espanyol

Voy a modificar este post, porqué puede ser que me he expresado en manera un poco fuerte y alguien se ha sentido tocado. Lo que mas me ha dejado sin palabras ha sido la falta completa de deportividad y de respeto hacía los demás. No creo que reconocer lo que todo el mundo sabe sea un drama nacional, no creo que reconocer lo que ha conseguido un entrenador en un banquillo, de cualquier equipo se hable sea un problema ético. No creo tenga que justificarme con nadie si estoy cansado de tener que pagar para que me vayan cubriendo de mentiras. Por otro lado no entiendo el sentimiento de odio de algunos de vosotros hacia el vecino, puede ser porqué no nací aquí o puede ser que me doy cuenta que en la vida hay cosas mucho más importantes de esto. No me gusta la invidia y no creo que mis éxitos dependan de los fracasos de los demás. He notado de verdad mucho odio por el dinero que tienen o no se que más, esto es como la vida…es como ir al trabajo y odiar a tu jefe….cuando se empieza a trabajar todos tenemos las mismas oportunidades, son las capacidades de cada uno, un poco de suerte los que determinan el futuro. En Italia el equipo con más aficionados es la Juventus, y esto porqué en su historia ha ganado mucho, es evidente que hoy al dividir la tarta de los derechos de la tele la Sampdoria no puede optar al mismo tratamiento y por eso la Juve jugará la Champions y la Samp está luchando para volver a primera. Pero esto no conlleva odio hacia la Juve, el odio es relativo a cuando nos enfrentamos y al estilo italiano: antes, durante y después. Lo mismo pasa con mis conciudadonos del otro lado o con otras aficiones. Pero esto no me impide de reconocer que a veces puedan emocionar, los del Genoa cantando “ma se ghe penso” en Anfield han sido increibles…y esto es solo reconocer la realidad…luego cuando nos enfrentamos es un poco distinto. Dicho esto siento si alguien se ha sentido fastidiado por haber dicho que hay que felicitar a Guardiola por lo que hizo y por lo que consiguió, esto ha sido historia y no lo digo yo, lo dice el mundo intero. Como reconozco que la despedida que le han organizado ha sido emocionante, emociones de fútbol y de deporte, y eso no quita ningún merito a la afición del Espanyol que por cierto es una de la mas impresionantes en el panorama nacional español. Dicho esto acabo diciendo que los comentarios y lo que he visto a partir de anoche no me gustaron para nada, no me identifico en esto sobretodo proque no he insultado a nadie solo he expresado mi idea, justa o equivocada que sea. Será porqué estoy mucho más cerca de los 40 que de los 20 pero esto ya no me interesa….que tengáis todos mucha suerte!

La Colmena

Una de las cosas que siempre me ha encantado de Barcelona es como los catalanes cuidan y preservan sus cosas y sus costumbres cosa que les permite contar, por ejemplo, con tiendas centenarias que siguen ofreciendo esos productos que se han pasado de generación en generación. Si queréis encontrar ese dulce que tanto puede recordad al abuelo, os recomiendo que os acerquéis a la Colmena, ubicada a escasos metro de la Plaza de Sant Jaume. Esa tienda, una de las pastelerías preferida por Barbara, es una de la más antiguas de Barcelona, que concretamente en el año 1923 fue adquirida por la familia Roig, y cede su fama a los caramelos que elaboran de forma totalmente artesanal y se pueden encontrar todos los sabores (miel, limón, romero o tomillo) o tamaños. Hay que decir que el gusanillo dulzón nos entra solo con ver las vitrinas de la fachada, que aún mantienen ese aire de comercio centenario. En todos ellos nos muestran prácticamente todos los productos que elaboran, tanto para celebraciones tradicionales como dulces de temporada, bombones y galletas artesanales. La Colmena también se ha hecho famosa gracias a ofrecer delicatessen tan tradicionales de la tierra como los Carquinyolis o un dulce típico conocido como Esponjats. Pero, además, tiene el privilegio de considerarse una de las tiendas donde encontrar el mejor turrón de crema. Recomendación…sus merengues!

De Nicolas a Sarkozy

Ceñida al periodo de los años previos a conseguir la Presidencia, y evitando traspasar la forntera del periodo Carla Bruni, esta película se motiva de dos círculos concéntricos: la tuina del matrimonio con Cecilia por la obsesión de la lucha política, y los enfrentamientos con Chirac y De Villepin, retratados como unos impresentables cuya única razón de ser es la estrategía del poder. De hecho, la película podría compararse con aquellos dramas en los que la vida privada es secundaria frenta a la noble causa de sus protagonistas. Pero aquí no hay noble causa que valga: en todo el film Sarkozy no pronuncia jamás una idea, no trabaja por ningún proyecto, no representa ni a una parte de la sociedad ni aspira a trabajar por el conjunto de los franceses, no ama a su país y no parece tener nada que aportar a la estrategía geopolítica. En Sarkozy no hay más que hambre de poder y la necesidad de derrotar sus adversarios. La película es un retrato de estrategia del emperador y sus adjuntos, y un vergonzante espectacúlo de corrupción primordial: primero yo, y después madia más. Si ha de servir, pues, como termómetro del mundo real, en que el político no sirve excepto a sí mismo, este film de interpretaciones sólidas y realización rutinaria vale. Bastafijarse en un detalle: el campo de batalla son los despachos, y fuera, lejos, se oye el rumor impersonal de un mundo cándido: nosotros.