La invención de Hugo

En el año del homenaje artificial a la fábrica de sueños que es The Artist, el auténtico acto de amor a los orígenes de nuestra sustancias cinéfilas y a quienes creyeron que el cine podría ser por largo tiempo un arte total es La invención de Hugo, la película sobre el pionero Méliès, el París de los inventores de la bella época y el niño maravillado, atrevido y aventurero que todos debemos llevar dentro y que Scorsese ha convertido en su autorretrato más sincero: en todo lo que hace ahora, pero ya desde New York New York, por supuesto El rey de la comedia o El aviador y su series sobre los cineastas y músicos americanos e italianos, existe la misma voluntad de maravillarse, de resucitar las glorias y emociones de antaño, y es así como su película parece fluir de nuestra memoria y en una urgente necesidad de levitar en el interior de las obras maestras que amamos. Decir que La invención de Hugo es una joya es quedarse corto. Es emoción pura: divertida y estremecedora, realizada por la elegante meticulosidad del artesano que ha colocado cada una de las piezas que permiten a un reloj precioso dar la hora exacta. Y el 3D dicen que es glorioso. Amo esta película para la eternidad, de la misma manera que amo Midnight in Paris, otro film de reverencia y juego con los hermosos días del Paris de antaño: ¡Gracias Scorsese! y por siempre ¡gracias Georges Méliès!
Una nota sobre los personajes, además de Hugo, un huérfano que vive escondido en una estación de tren, y su amiga Isabelle, son muchos los que les acompañan: Ben Kingsley (George Méliès). Este ilusionista fue el padre del cine y sus trucos. La invención de Hugo rinde especial homenaje tanto a este personaje como a una de sus creaciones más importantes: Viaje a la luna. Scorsese tiene un cameo fotografiando a Méliès. Jude Law (padre de Hugo). Propietario de una juguetería y aficionado a crear autómatas. Tras su muerte, Hugo busca la llave que abra la misteriosa cerradura que pone en marcha su última creación. Christopher Lee (Monsieur Labisse). Este librero abrirá la puerta a referentes literarios. Y por último Sacha Baron Cohen (inspector de estación). Él y su perro buscan a Hugo.

Annunci

Pubblicato il 17 marzo 2012, in Cinema con tag , , , , , , . Aggiungi il permalink ai segnalibri. Lascia un commento.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: