Moneyball

Seguro que siempre ha habido, a este lado del charco, espectadores agradecidos de las películas de béisbol, incluso entusiastas de ellas. Pero a una gran mayoría, esa gloria deportiva tan exclusivamente yanqui nos deja tan fríos como al público de Oakland le dejaría una epopeya sobre la colla dels castellers de Vilafranca. Oakland es precisamente el centro de atención de Moneyball, el biopic de un director deportivo (un esforzado Brad Pitt) cuyo equipo andaba de capa caída hasta que la entrada en juego de un privilegiado cerebro ducho en matemáticas (Jonah Hill, de supersalido a superlistillo) dio un espectacular giro de 180 grados a la situación. O sea, que aquí tenemos béisbol más aritmética, peligroso matrimonio para una película. De hecho, poco metraje transcurre sobre el césped, porque esta es una historia a desarrollar en despachos, reuniones, tácticas, decisiones de gruppo, pizarras, estádisticas y ecuaciones, etc. La comparencia de Steven Zaillian y, sobre todo, Aaron Sorkin en el guión le da prestigio y, ciertamente, se nota en diálogos currados, rigor y seriedad. El problema del film es que su interés está limitado a un universo que nos importa un pepino y que sus autores no saben, o no quieren, trascender.

Annunci

Pubblicato il 16 febbraio 2012, in Cinema con tag , , , , , . Aggiungi il permalink ai segnalibri. Lascia un commento.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: