15.12.11 Red Hot Chili Peppers @ Palau Sant Jordi

El Palau Sant Jordi se ha quedado pequeño para albergar al enorme número de seguidores deseosos de ver a los Red Hot Chili Peppers en directo. Hace semanas que no hay localidades disponibles y no es para menos: por fin, después de un lustro, el grupo nos brinda nuevas canciones, algo que no ocurría desde aquel disco doble titulado Stadium Arcadium.
Cuando vinieron a presentar ése álbum, todo hay que decirlo, los californianos llenaron el Sant Jordi dos noches seguidas, algo al alcance de muy pocos. De la larga gira de presentación de aquel largo trabajo discográfico el grupo salió bastante mal parado, hasta el punto de cesar dos años la actividad para cuestionarse su futuro y de que uno de sus miembros clave dimitiese: el guitarrista John Frusciante. Fue reemplazado por Josh Klinghoffer, cercano al grupo porque ya había tocado con ellos en directo como guitarra de apoyo y buen cumplidor en la labor que le ha sido encomendada: clavar al máximo el sonido de Frusciante (que no el carácter) en el repertorio anterior y aportar su grano de arena en el nuevo disco.
Desde el primer momento -el pasado agosto, cuando se publicó, o incluso antes-, todo el mundo vio en el nuevo disco de los Red Hot ese síndrome de la banda de rock empachada de su propio éxito en términos musicales y, obviamente, también económicos. Decir que es un disco forzado sería aventurarse demasiado, pero sí que se palpa una cierta indefinición en temas que vasculan entre lo innovador y lo de siempre sin lograr una fórmula satisfactoria hacia ninguno de los dos lados. Como en Brendan’s Death Song una tímida incursión folk, como el disco-funk de Monarchy Of Roses o incluso en The Adventures of Rain Dance Maggie, el primer single, con un pie en el funk, otro en el rock y el tronco en ninguna parte. Por contra, dos constataciones positivas son que sus melodías pop siguen calando y que la pérdida de Frusciante no ha sido una salvable losa para el sonido de la banda. Y una más I’m With You añade al repertorio de los Red Hot una buena lista de temas muy bailables, lo que dá nuevo aliciente al directo.
Una nota negativa: son demasiado fríos hacía la audiencia, parece de estar a una fiesta donde no conoces a nadie y nadie se deja acercar. Anthony Khiedis además se marcha sin tampoco despedirse 10 minutos antes que acabe la música de la última canción…..y sin tampoco decir una palabra en todo el concierto…un poco borde.
Dos notas positivas, han tocado todos sus éxitos y ha sido una verdadera pasada y la otra han sido unos de las pocas bandas que no ha sido contaminada por la peste culé…nada de camisetas y tampoco de himnos.

Annunci

Pubblicato il 16 dicembre 2011, in Musica con tag , . Aggiungi il permalink ai segnalibri. Lascia un commento.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: