La guerra de los botones

Es ridícula y absurda la coincidencia en el tiempo, y en la cartelera francesa, de dos adaptaciones, producidas en mismo 2011, de la novela de Louis Pergaud La guerra de los botones, ya llevada al cine con anterioridad en tres ocasiones (la más famosa es la adaptación de Yves Robert en 1962). Se trata de La guerre des boutons de Yann Samuell y de las película que nos ocupa. Y no sólo es absurda por lo innecesario de contar dos veces el mismo año la misma historia. Aún lo es más porqué, aunque haya diferencias ambientales (la de Samuell pasa en 1960 y la de Christophe Barratier, en 1944), son dos películas gemelas en su apuesta por un cine infantil (aunque tenga una lectura adulta) de otro tiempo, decididamente demoré. Y ésa es el arma de doble filo de la adaptación que nos ocupa. Por un lado, aunque su puesta en escena resulte un poco artificial (le falta naturalidad, todo es calculadamente antiguo), La guerra de los botones posee el encanto de las historias de aroma añejo y tiene el valor de recuperar un modelo de divertimiento de fondo reflexivo y relente amargo. Juega muy a su favor un reparto infantil carismático. Pero, a la vez, sus códigos están tan desfasados que es difícil implicarse emocionalmente en ella y no verla como un ejercicio de nostalgia hecho con amor pero algo postizo.

Annunci

Pubblicato il 8 dicembre 2011, in Cinema con tag , , , . Aggiungi il permalink ai segnalibri. Lascia un commento.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: