Archivio mensile:dicembre 2011

Finalmente la felicità

Benedetto è un musicista quarantenne con un unico sogno in testa: aprire una scuola dove i ragazzi possano scoprire la musica avvicinandosi e scegliendo gli strumenti in maniera istintiva e naturale. Nel frattempo, insegna al Conservatorio di Lucca aspettando una seconda felicità, dopo che la prima gli è stata sottratta da un collega tronfio, diventato un acclamato maestro di musica classica al posto suo con una sinfonia intitolata, appunto, “Felicità”. La svolta arriva durante una confusa riunione di condominio, quando suonano alla porta i postini televisivi di Maria De Filippi con una lettera scritta da una bellissima ragazza brasiliana, che sostiene di essere la sorella adottata a distanza tanti anni prima.
Con qualche leggera variazione d’aria, da quindici anni e da dieci film, Leonardo Pieraccioni compone ogni biennio la stessa allegra partitura per la commedia italiana natalizia. Una veloce mazurca, una melodia candida e disinvolta da suonare in controtempo alla greve fanfara del cine-panettone di Christian De Sica & Co. Ingenui e romantici sognatori sostituiscono volgari imprenditori o erotomani arricchiti, e la placida autarchia dei paesaggi toscani seppellisce pacificamente l’eterno scontro fra milanesi e romani. Ma, alla fine, è sempre la stessa musica. E anche se i ritmi produttivi sono meno serrati di quelli della squadra di De Laurentiis, i formulari delle storie dell’intrattenimento natalizio appaiono ugualmente rigidi.
Ancora nell’occhio di quel ciclone sentimentale fatto di belle donne straniere e di uomini dall’animo semplice che aspettano l’arrivo dell’amore come un colpo di vento, Pieraccioni realizza l’ennesima favola eterea e sentimentale. Dall’incipit narrato con voce fuori campo all’happy ending forzato, dai comprimari traditi e depressi a quelli belli e traditori, Finalmente la felicità appare fin dal titolo come la parafrasi dei film precedenti (Il ciclone, Il paradiso all’improvviso), l’ennesima cover dei suoi stessi successi. Tanto che il rigore con cui il comico toscano ricerca l’epilogo zuccheroso ad ogni costo non si capisce se sia più l’espressione scomposta di un animo inguaribilmente buonista o lo scaltro meccanismo di una sceneggiatura negligente.
Nel mezzo, scorrono romantiche goffaggini che coinvolgono suore in preghiera e insolazioni imbarazzanti, di cui resta più una vaga idea che un vero ricordo. Oltre all’impressione sempre più certa che il vero antidoto alla volgarità non sia la leggerezza e l’inconsistenza o la battuta facile e aspirata come la “c” toscana. E che il ripetersi all’infinito di gag e romanticherie non aiuti davvero a digerire il cine-panettone.

Annunci

I wish you a Merry Christmas!

Christmas is a time for love. It’s a time for showing our affection to our loved ones.
In this Christmas I hope all your dreams come true.
If you don’t know what could be the best present in this Christmas, give your love!
Hope, peace and love for you this Christmas.
So…..I wish you a very Merry Christmas!!!

20.12.11 Espanyol v Celta de Vigo

Primer partido de Copa del Rey de la temporada en Cornellá y peor entrada de la historia de nuestro estadio.
El Espanyol se clasificó para octavos. Los gallegos dominaron los primeros minutos y dispusieron de dos ocasiones para adelantarse. Por suerte el colegiado no señalo un penalti a David Rodríguez y despee´s llegó la autoexpulsión de De Lucas. Eso nos dio alas para no pasar problemas y sacar billete en la segunda ronda…a la espera del sorteo del viernes.
Como ya dicho peor entrada de siempre pero buen ambiente en la curva con cánticos y animación.

Misión Imposible 4: Protocolo fantasma

Si hay un actor capaz de hacer lo que sea por ganarse el aplauso y el cariño del público, ese es Tom Cruise. Hubo un tiempo en el que se metió de lleno en papeles dramáticos con los que escalaba rápidamente hacía el Oscar (Born on the 4th of July, Magnolia), pero siempre han sido los films de más acción los que mejor le han funcionado, ya sea de la mano de su amigo Spielberg (Minority Report, La guerra de los mundos) o de la saga Misión Imposible, en la que no hay director que repita tras la cámara. Tras la impresionante prima entrega de Brian de Palma, que nos dejó escenas como la de Cruise colgando del cable a pocos centímetros del suelo, llegó John Woo. El director asiático, con larga experiencia en thrillers de acción, intentó convencernos de que quemar una rueda de moto acelerando sobre el asfalto era capaz de producir tanto humo como para camuflarnos del enemigo en una persecución. Misión Imposible 2, además, rodó una parte en Sevilla, lo que nos dejó anécdotas como el que aparecieran las fallas de Valencia quemándose en plena procesión de Semana Santa (tanto dinero en efectos especiales y tan poco presupuesto para documentarse). El todopoderoso J.J. Abrams (Perdidos), debutó en el cine dirigiendo la tercera parte, donde Ethan Hunt intentaba llevar una vida normal (y va a casarse) pero participa en una misión que le ponía en el punto de mira de un vengativo Phillip Seymour Hoffman. Misión Imposible: Protocolo fantasma está dirigida por un nombre que sorprendió: Brad Bird, un experto en el terreno de la animación. Ha sido animador, ha dirigido films como Los Increibles, Ratatouille, o El Gigante de Hierro, fue creativo para Pixar…y ahora prueba eso de dirigir a actores de carne y hueso. Bird ha aportado a esta cuarta entrega un toque de humor y ha despojado al equipo de espías de buena parte de sus recursos habituales.
Ethan Hunt ya no trabaja en solitario. Ahora le acompaña el genio informático Benji (Simon Pegg) y los agentes Jane Carter (Paula Patton) y Trevor Hanaway (Josh Halloway, el Sawyer de Perdidos). El problema es que el equipo mete la pata y pierde los códigos nucleares que debían proteger. Si a eso le sumamos una “visita” al Kremlin para conseguir información y un atentado en la Plaza Roja, del que culpan al grupo de Hunt, ya tenemos el punto de arranque de esta nueva misión: demostrar su inocencia y obviamente recuperar los códigos. Para ello, recurrirán a otro agente, William Brand (Jeremy Renner), un burócrata con mucho que esconder. Por cierto, este personaje se ha creado expresamente para poder sustituir a Tom Cruise en futuras entregas si éste rechaza participar.
Finalmente una curiosidad ésta película se ha rodado en muchos escenarios entre ellos Praga, Los Ángeles, Moscú, Bombay y Dubai. Precisamente en ésta última donde tiene lugar una de las escenas más impresionantes, en la que vemos a Cruise escalando por la fachada de la torre Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo (828 metros). El problema fue que el sol calentaba tanto el cristal que alcanzaba los 38 grados y no se podía tocar, así que el equipo tuvo que buscar una zona donde el sol no tocara de lleno tardando 4 días en rodar la secuencia.

15.12.11 Red Hot Chili Peppers @ Palau Sant Jordi

El Palau Sant Jordi se ha quedado pequeño para albergar al enorme número de seguidores deseosos de ver a los Red Hot Chili Peppers en directo. Hace semanas que no hay localidades disponibles y no es para menos: por fin, después de un lustro, el grupo nos brinda nuevas canciones, algo que no ocurría desde aquel disco doble titulado Stadium Arcadium.
Cuando vinieron a presentar ése álbum, todo hay que decirlo, los californianos llenaron el Sant Jordi dos noches seguidas, algo al alcance de muy pocos. De la larga gira de presentación de aquel largo trabajo discográfico el grupo salió bastante mal parado, hasta el punto de cesar dos años la actividad para cuestionarse su futuro y de que uno de sus miembros clave dimitiese: el guitarrista John Frusciante. Fue reemplazado por Josh Klinghoffer, cercano al grupo porque ya había tocado con ellos en directo como guitarra de apoyo y buen cumplidor en la labor que le ha sido encomendada: clavar al máximo el sonido de Frusciante (que no el carácter) en el repertorio anterior y aportar su grano de arena en el nuevo disco.
Desde el primer momento -el pasado agosto, cuando se publicó, o incluso antes-, todo el mundo vio en el nuevo disco de los Red Hot ese síndrome de la banda de rock empachada de su propio éxito en términos musicales y, obviamente, también económicos. Decir que es un disco forzado sería aventurarse demasiado, pero sí que se palpa una cierta indefinición en temas que vasculan entre lo innovador y lo de siempre sin lograr una fórmula satisfactoria hacia ninguno de los dos lados. Como en Brendan’s Death Song una tímida incursión folk, como el disco-funk de Monarchy Of Roses o incluso en The Adventures of Rain Dance Maggie, el primer single, con un pie en el funk, otro en el rock y el tronco en ninguna parte. Por contra, dos constataciones positivas son que sus melodías pop siguen calando y que la pérdida de Frusciante no ha sido una salvable losa para el sonido de la banda. Y una más I’m With You añade al repertorio de los Red Hot una buena lista de temas muy bailables, lo que dá nuevo aliciente al directo.
Una nota negativa: son demasiado fríos hacía la audiencia, parece de estar a una fiesta donde no conoces a nadie y nadie se deja acercar. Anthony Khiedis además se marcha sin tampoco despedirse 10 minutos antes que acabe la música de la última canción…..y sin tampoco decir una palabra en todo el concierto…un poco borde.
Dos notas positivas, han tocado todos sus éxitos y ha sido una verdadera pasada y la otra han sido unos de las pocas bandas que no ha sido contaminada por la peste culé…nada de camisetas y tampoco de himnos.

Attack the block

Simon Pegg y Nick Frost son las caras más reconocibles de la nueva comedia británica. Ambos se conocieron en la serie Spaced, en 1999, y desde entonces han sido colegas. Allí trabajaron con Edgar Wright, director que les daría la fama gracias a Zombies Party y Arma Fatal. Pegg y Frost se unieron de nuevo en Paul y poniendo voz a los Thomson y Thomson de Tintín de Spielberg. Frost apenas se ha movido del cine made in England, pero Pegg ha entrado en Hollywood por todo lo alto participando en Star Trek o el Misión Imposible 3 y 4.
Por mucho que Judd Apatow le haya estado dando caña a la comedia desde Estados Unidos, es de Gran Bretaña desde donde están llegando las propuestas más interesantes. Si Zombies Party y Arma Fatal tomaban las convenciones del genero de terror y de acción policial, respectivamente, y las sacudían hasta transformarlas en un extraordinario juego de gags, referencias y guiños, Attack the Block se encarga de revisar el trillado tema de las invasiones extraterrestres, denso pie a un film rabiosamente salvaje, ejemplar y divertido, destinado a ser objeto de culto inmediato. Joe Cornish (guionista en alza tras participar en Las aventuras de Tintín nos presenta una comedia cargada de brillante mala baba, que nos hace pensar qué habría sido de E.T. si hubiera caído en un barrio “chungo” y se cruzara con una panda de chavalotes dispuestos a defender su territorio. Claro que aquí los aliens se defienden a dentellada limpia (lo que no provoca no pocas escenas de terror rodadas con desbordante energía).
Nos encontramos ante una ópera prima poderosa por su libertad, por su falta de complejos, que no teme presentarnos a los “héroes” cuando están atracando a una chica, que después tendrán que unir fuerzas, y que se cabrean cuando la invasión les estropea su momento de relax en casa de su proveedor de hierba (Nick Frost). Como si se tratara de una buddy movie ochentena, la pandilla se echa a la calle con sus bicis y sus mochilas (cargadas, eso sí, de cuchillos y bates). Attack the block es el lado salvaje de la ñoña Súper 8, una obra que llega para revolucionarnos con su ingenio gamberro.

11.12.11 Espanyol v Atlético de Madrid

He pensado mucho a que escribir sobre este partido.
Anoche ha sido algo mágico, mágico como lo es nuestro Club…ha sido lo merecido para todos los Pericos que han acudido a Cornellá ya que por fin ha llegado una grande noche de fútbol.
Los chicos de Pochettino lo han dado todo, como siempre hacen…nadie hasta hoy nos ha ganado en posesión, recogiendo 3 puntos y un partidazo para grabar y volver a ver.
En 8 minutos hemos marcado más goles que en los últimos 6 partidos y en 90 4 de los 15 marcado hasta hoy.
Ha sido una noche mágica también en las gradas, el día que la curva ha decidido cambiar papel y a darlo todo y que bien nos lo hemos pasado…saltando a izquierda y derecha y disfrutando por fin de buen fútbol.
Hoy ya es otro día, y todos sabemos que pasará mucho porqué podamos gozar de otro partido así…pero estaría encantado si los Reyes este año nos trajesen un regalo….

Heart Burger

Al pasar por este local y al ver su hamburguesas con forma de corazón a través del cristal se puede pensar en una estrategia de marketing atrapa-quinceañeros: esa apariencia simboliza toda una manera de concebir, elaborar y servir hambuerguesas que han avalado ni más ni menos que la Fundación Española del Corazón. Heart Burger cuida cada paso del proceso productivo de manera que los terneros no son manipulados artificialmente y se alimentan en pastos naturales; se evita el uso de pesticidas y productos químicos, que perjudican el medio ambiente; y no se aplican fertilizantes, conservantes ni aditivos sintéticos que harían las hamburgesas meno digestivas, con más colesterol y potencial afectación cardíaca. Para colmo la carne, de ternera Bruna de los Pirineos, es de primerísimo nivel.

La carta tiene muchos por elegir desde las hamburgesas vegetarianas, a la de atún hasta la supercontundente New York, que es la que he probado, que no obastante todo se mastica con facilidad desde el primer bocato hasta el último, y es que la forma de corazón del pan y la hamburguesa, aparte lo dicho, facilita sobremanera su ingesta. La New York decía, se compone de 150 gramos de ternera, queso…yo pedí cheddar, bacon crujiente, tomate y huevo frito. Además tienen unas hambuerguesas especiales según la temporalidad.

Además con unos euros más es posible que la hamburguesa sea de 245 gramos.

Otra virtud del pan, que efectivamente me ha fascinado, es que está hecho a mano y es disponible integral o blanco en ambos casos lleva sésamo en cima. Por último, todas las hamburguesas incluyen un acompañante: patatas fritas o ensalada y tienen también carta para los celiacos.

Las hamburguesas valen unos 10 euros y si quereis probar una diferente y de muy buena calidad os recomiendo este sitio.

El gato con botas

Se acerca la Navidad y todos se sienten un poco más niños, así que no hay nada mejor que ir al cine, un día festivo por la tarde con la sala a reventar de niños. Es increible ver sus reacciones y escucharlos mientre preguntan a los padres con voz muy sorprendida por lo que pasa en la peli.
Arrancando del cuento original de Perrault sin que le queden más que el nombre y las botas, este gato de bandera es exactamente el Zorro: bravo, valiente, seductor y con la misma voz aterciopelada de Antonio Banderas, que siempre fue muy marrullero. Sus méritos se acumulan en los primeros treinta minutos, donde se agotan los recursos de unos gags ciertos, para luego redundar sin fin.
Chris Miller ya condujo a Shrek al colapso, y su gato nace a medio gas: nada que hacer contra maravillas como El ilusionista o Rebelión en la granja, excepto la pasta. Cuando has distinguido uno a uno todos los pelos de su lomo la pregunta es inevitable: ¿he venido a ver un espejismo que me permite identificar cada uno de lo cabellos de un felino? ¿Era eso, y ya está? Porqué en la vida ni se ven tan bien ni nos interesan tanto, pero en la animación actual han conseguido convencernos que un pelo perfectamente móvil vale más que un chiste mínimamente original.
Por último, me han gustado mucho las voces de Antonio Banderas y Salma Hayek y no obstante unas críticas, creo que valga la pena pasar una hora y media con en compañia del gato con botas.

El verano de Martino

El verano de 1980 fue trágico para Italia. Estuvo marcado por el derribo del avión DC9 en los cielos de Ustica en junio, y el atentado terrorista en la estación de tren de Bolonia en agosto: dos trágicos episodios que enmarcan la vida de Martino, un chico de 15 años; de Clarck, un capitán del ejército de EE.UU. aficionado al surf; y de Silvia, la novia del hermano de Martino.
Estas relaciones paralelas se tejerán alrededor del surf en una hermos playa jurisdicción de la OTAN. Martino crecerá y aprenderá a conquistar las olas y también el amor, el capitán se enfrentará a los fantasmas de su pasado, y Silvia se enamorará de Martino; cambiando la vida del joven para siempre.
La historia de estas amistades se entrelaza con la leyenda de “Dragut”, un príncipe que reta al mar por amor: deberá viajar más allá del arcoiris, a las profundidades del mar, y encontrar la vasija mágica. Si lo logra, el mundo ya nunca volverá a conocer el dolor ni la muerte. “El verano de Martino” es una película fantástica en la que el sueño de un mundo mejor podría hacerse realidad.