Amanecer

El acontecimiento cinematográfico más esperado del año ya esta aquí y contra todo pronostico podemos decir que es la mejor película de la saga hasta el momento, y que no va a defraudar a los fans, pero al igual que sucedió con “Harry Potter” quizás no hiciesen falta dos películas para explicar el desenlace de esta historia.
Bill Condon (‘Dioses y monstruos’) ha tomado las riendas de la dirección y sin duda ha sido un gran fichaje. Es consciente del producto que tiene entre manos y su presupuesto, pues no da una lección de cómo dirigir para ahorrar planos de efectos digitales. Atentos a la primera transformación de hombre a lobo que vemos en pantalla, un claro ejemplo de cómo economizar. También se permite hacer guiños a su filmografía con un flashback magistral y sabe cómo mostrar sangre pero sin que la censura americana le suba la calificación.
En el apartado del guión podemos decir que no es excelente, pero si interesante, pues lo que cuentan se puede resumir en boda, embarazo y parto, lo que nos daría para 30 minutos de proyección. Sin embargo la guionista oficial de la saga, Melissa Rosenberg, ha llenado el guión de trucos dignos de analizar para mantener al espectador en la butaca sin contarle apenas nada. Los diálogos son aun más ñonos y empalagosos que en anteriores partes, pero es lo que reclaman los fans.
La poca música instrumental que hay en la película vuelve a ser de Carter Burwell (Fargo), el compositor de la primera parte. Se agradece mucho lo que escuchamos de él aunque sea poco, al principio y al final de la película, y esperamos que se le de más importancia en la segunda parte, pues nos quedamos con ganas de más.
Respecto al elenco artístico notamos una mejoría en los dos actores principales, Robert Pattinson parece que por fin empieza a sentirse a gusto en el papel, y cambia un poco el gesto, y Kristen Stewart parece que realmente se preocupa y cambia la cara de mustia de anteriores episodios por otros registros. El que no cambia es Taylor Lautner, quien queda muy bien en cámara, pero no terminamos de enfatizar con él, en especial en la última secuencia que protagoniza.
Como apunte, para los menos fans de la saga, no se levanten de la butaca, pues hay un epilogo, tras unos créditos muy setentones, donde se anuncia el “let motive” de la segunda parte, magistral Michael Sheen (Luna nueva).
En resumen, nos encontramos con una saga que parece que esta yendo de menos a más, y que se agradece que hayan contratado a un director interesante y así contentar un poco a la crítica, pues los fans ya están contentos con el simple hecho de que se estrene un nuevo episodio de tan empalagoso romance.

Lo mejor: El parto y sus consecuencias.

Lo peor: Los diálogos noños e irritantes.

Annunci

Pubblicato il 24 novembre 2011, in Cinema con tag , , , , . Aggiungi il permalink ai segnalibri. Lascia un commento.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: